domingo, 17 de agosto de 2008

Beuys, cada hombre es un artista.


Beuys, cada hombre es un artista.


A lo largo de su vida Joseph Beuys pretendió acabar con la idea del arte como una practica aislada para configurar un concepto de “Arte Ampliado” entendiendo por esto, que la obra de arte reside en la transformación de la conciencia del espectador, para activar la realidad y su pensamiento, abriendo con ello el horizonte de la creatividad más allá del ghetto del arte. Lo que se propone entonces es implicar al cuerpo social en su conjunto y dar paso a través del arte a una teoría antropológica de la creatividad. En este mismo sentido el artista se vincula, bajo distintas estrategias con la idea del Arte-Vida, lo que trae como consecuencia poner la obra en libertad, en libre circulación y de esta forma abandonar la galería para actuar directamente en la realidad, sobre una disposición artística y política determinada.


“cada hombre es un artista”


Es entonces que opera la experiencia estética creadora en el espacio público, legitimando de ésta forma las capacidades de la gente que no se ven como artistas y que sin embargo tienen la voluntad expresiva y la sensibilidad artística. Por lo tanto el arte adquiere mediante esta estrategia un enlace social y una dimensión político social; generando un espectro que intenta dar cuenta de las relaciones humanas en sus contextos y sus necesidades.


Partiendo de esta premisa es como Beuys genero distintas acciones enfocadas a proyectos comunitarios, donde articula lo ético, lo político y lo artístico, como lo hiciera también Marcel Duchamp cuando afirmó su idea del arte como filosofía crítica y la extendió Andy Warhol cuando disolvió el gesto artístico en la esfera de las comunicaciones y el mercado o en otras palabras volver la mercancía obra de arte.


En síntesis Beuys, intenta vincular los conceptos de arte y vida y con ello proclamar que todo ser humano es depositario de una fuerza creativa y esta se revela a través del trabajo, por lo que la tarea del artista no es en su raíz distinta a la de los que no lo son. Como consecuencia no busca producir objetos, “obras”, sino acciones.


Desde mi perspectiva, Beuys busca la condición del nómada (un artista más activo) en el entorno del hombre sedentario, busca su desplazamiento continuo, que genera como consecuencia un camino hacia todos los lugares. Es decir, un artista de acción que se vincula con su entorno pero no solo con su lugar de origen, sino que sus acciones pueden generarse en distintos lugares y por distintas personas que se mueven a su vez de manera constante. Por último, el resultado de las acciones forma parte de un circuito comunicativo que después se convierten en signos o documentos depositarios de dichas acciones, lo que llamamos registro.